Sobre mí

Me llamo Marcos Palomo, he diseñado y fabricado todo lo que ves en Roble y Nogal. No compro piezas terminadas a nadie ni dirijo una fábrica con trabajadores de bajo coste.

Empecé hace unos años a experimentar con la madera porque me llamaba la atención y siempre me gustó hacer mis chapuzas. Poco a poco y a base de ensayo-error fui aprendiendo más y equipándome mejor.

Fui pasando de piezas más pequeñas y artesanas, a otras más grandes y complicadas.

Todo se ha ido orientando a lo que hoy en día hago. Trabajo sobre todo con maderas nobles, a medida. Me cansé rápidamente del enfoque artesanal que supone un trabajo irregular y lento con bajo rendimiento. Me seguía interesando la madera maciza, pero quería la precisión y rendimiento que brindan las máquinas industriales.

Utilizo los medios de una gran industria para diseñar y fabricar piezas artísticas o artesanas. Roble y Nogal es una operación híbrida, que busca la atención y mimo de un artesano, pero con la precisión y eficacia de una gran industria. Con entusiasmo y orgullo, buscando el perfeccionamiento y la evolución constante.

Los comentarios están cerrados.