Sobre mí

Me llamo Marcos, y Roble y Nogal es el lugar donde expongo mis obras. No compro piezas terminadas a nadie, ni dirijo una fábrica con trabajadores de bajo coste. Todo lo que hay en mi página y tienda lo he diseñado y fabricado yo con mis propias manos, partiendo de la madera en bruto hasta la pieza final. Trabajo la madera porque me parece un material excepcional al que tengo mucho respeto.

Lo primero que fabriqué fueron tablas de cortar para cocina en maderas macizas. Me gusta cocinar y echaba en falta una tabla grande, bien hecha y de madera maciza. Era algo con utilidad, y que por sus dimensiones relativamente reducidas podía fabricar con la primera maquinaria que me pude comprar.

Fui evolucionando el tema de las tablas y cuando lo comenzaba a tener controlado, empecé a tener ideas de cosas más artísticas o decorativas. Alguna vez caía en mis manos una pieza de madera tan bonita que me daba pena cortar, así que fabriqué unos “cuadros” donde se exponía esa madera. Me gustó el tema de obras decorativas para colgar, así que me centré una temporada en diseñar y fabricarlas. A día de hoy, sigue siendo lo que más me gusta hacer. Todas las obras para colgar son únicas, tienen un número de serie detrás y un certificado de autenticidad que firmo.

Hasta aquí todo lo que había hecho fue de manera autodidacta y a base de ensayo-error. Lo siguiente que tenía ganas de probar era tornear, así que acudí al taller de un tornero, que hoy en día considero mi mentor más que profesor. Me transmitió su pasión por el torno, su  gran sentido artístico, la paciencia que requiere esta técnica, y la satisfacción que queda al terminar una pieza.

Recientemente estuvieron los de Telemadrid grabándome trabajar en la nave, aquí podéis ver un poco lo que hago!